Te has decidido a dar el primer paso para crear tu primer vídeo de tu estrategia de vídeo marketing ¡woohooo! Si has seguido las recomendaciones que te he propuesto en el post anterior, ya tendrás definido el mensaje clave y finalidad de tu vídeo, tu audiencia o público objetivo, y los canales de distribución de tu vídeo. Ahora pasamos a la parte creativa y más divertida de todo el proceso: la idea que vas a desarrollar en tu primer vídeo.

Vídeo de bienvenida o agradecimiento

No hay mejor manera de llegar a tu audiencia que dándoles la bienvenida o las gracias en persona. Un vídeo corto te permitirá conectar instantáneamente con tu público y les hará sentir especiales. Son muy sencillos de grabar pues sólo necesitas una cámara y un buen guión. Puedes compartirlo en tu web o redes sociales que lo permitan, como Facebook, Instagram (hasta un minuto) o twitter.

Vídeo de testimonios o historias de tus clientes

Tanto si vendes un producto o un servicio, como si tienes un blog personal estás impactando a las personas con tu marca. Si recibes comentarios y feedback de tus clientes o seguidores, ¿por qué no hacer un vídeo con ello? Aquí algunas ideas.

Si vendes productos o servicios y tienes contacto directo con tus clientes, pídeles que te cuenten su experiencia con tu producto o trabajando contigo. Prepara tres o cuatro preguntas relacionadas con su problema o carencia inicial, cómo tu producto o servicio le sirvió para solucionar su problemática y por qué recomendaría tu producto o servicio a otras personas.

En uno de vuestros encuentros puedes poner una cámara a tu lado dirigida hacia tu entrevistado y hacerle las preguntas que tienes ya preparadas. Déjale hablar y no le interrumpas o comentes hasta que termine una idea. De esta forma te será mucho más fácil editar todo su testimonio al final. Prepárale antes de empezar y pídele que empiece repitiendo la pregunta que le has hecho. Por ejemplo, si preguntas ¿Qué es lo mejor de trabajar conmigo?, tu entrevistado debería responder: “lo mejor de trabajar con [tu nombre] es…”

Si lo que compartes es tu marca personal (blog, revista…) la siguiente idea de vídeo te puede interesar.

Vídeos de contenido generado por los usuarios o User Generated Content (UGC)

Utilizar el contenido generado por tu audiencia es una buena forma de involucrarlos con tu marca. Enlazando la idea del vídeo de testimonio con contenido generado por tu público, puedes crear un concurso en el que te envíen su comentario en vídeo a cambio de algo de valor (como una sesión contigo, un pack de tu producto, entradas a algún evento en el que participes, etc).

Sé claro con lo que esperas de sus vídeos, incluso si lo van a grabar con su móvil puede ser de calidad. Plantea tus preguntas de una manera concisa, recomiéndales una buena iluminación y evitar sonidos externos que dificulten escuchar lo que hablan, y sobre todo para quienes graben con su móvil, que pongan su teléfono en horizontal.

Y no olvides darles las gracias por su participación con ¡un vídeo corto de agradecimiento!

Vídeo de preguntas y respuestas (Q&A)

Sea cual sea tu línea de negocio, cuando tu audiencia está fidelizada con tu marca recibirás emails o mensajes a través de las redes sociales con preguntas o inquietudes. En la mayoría de los casos identificarás patrones de preguntas que se repiten, y es momento de interactuar con tu audiencia y responder a sus dudas y peticiones.

Haz una lista de todas las preguntas que te llegan por todos los canales de tu marca (emails, redes sociales, whatsapp, ¿cartas?…) y agrupa preguntas que sean similares. Escoge 3 o 4 para responder en profundidad en tu vídeo. Si tienes muchas preguntas por responder, dividelas en varios vídeos (Yayy!! Más contenido) e intenta cambiar el lugar donde grabas y tu atuendo para que parezcan realizados en diferentes días.

Cuando respondas las dudas planteadas, haz referencia a la pregunta y quién o quienes la propusieron: “Ana y María preguntan…” De esta manera involucras a tu audiencia, haciendo sentir especiales a los nombrados, pero además incentivando a los demás a plantearte nuevos interrogantes pues sabrán que serán escuchados.

Vídeo tutoriales

Si tienes un concepto difícil de explicar ¡haz un vídeo! Es más fácil enseñar algo con el ejemplo que dejarlo a la imaginación. ¡Simplifica! No sólo tus palabras sino cómo lo cuentas. Divide el tema a tratar en bloques o pasos, será más fácil para tu audiencia seguirte y volver a la parte del vídeo que necesiten volver a ver. Puedes usarlos para dar tips o consejos o los famosos How-to videos.

También es una buena oportunidad para demostrar cómo funciona tu nuevo producto o de qué se compone tu nuevo servicio. Puedes subirlos tanto en tu canal de Youtube como en tu web, redes sociales o para ilustrar un artículo de tu blog.

Vídeo de Behind the scenes o detrás de cámara

Tienes un evento próximamente, lanzas tu producto o nuevo servicio, vas a renovar tu web o cambiar las fotos y tienes un photoshoot para ello. Antes de compartir con tu audiencia el resultado final de cualquier proyecto que tengas, llévalos por las partes del proceso y el trabajo detrás del gran lanzamiento. Les aportará una perspectiva más cercana con la marca.

Lo bueno de esta clase de vídeos es que puedes hacerlos ¡en directo! Sí, son un contenido fácil de digerir, además de su inmediatez. Si tienes un proyecto largo y puedes grabar cada parte de él, puedes hacer un vídeo recopilatorio. Pero si tu proyecto es un evento (concierto, presentación de producto, photocall, premiere o lanzamiento…) puedes utilizar las redes sociales que permiten transmitir en directo como Facebook Live, Snapchat, Periscope, Instagram Stories.

 

Con estas 6 ideas de contenidos para tu estrategia de video marketing podrás empezar a crear vídeos que conecten con tu audiencia. Desde las grandes empresas hasta los que recién están empezando ya han visto el potencial del vídeo en sus comunicaciones y por ello lo están incorporando cada vez más en su estrategia.

Pero no tienes que invertir en equipos muy caros o tener 20 personas a tu lado cuidando cada detalle. Lo importante es tener unos estándares de calidad definidos y que el contenido que compartas sea valioso. A nivel técnico ten en cuenta:

-La iluminación del espacio donde grabas

-Que el sonido sea claro y fuerte y no se vea comprometido por fuentes externas

-Que tu cámara (incluso tu smartphone) esté bien puesta (horizontalmente nivelada), la lente tenga una buena resolución y que el sujeto (tú o tu entrevistado) esté bien enmarcado en el plano.

 

Y por último, ¡escucha a tu audiencia! Aprende de sus comentarios y su feedback y podrás saber qué tipo de contenido es el que más les gusta y con el que más interactúan. De esta manera y con un poco de práctica podrás crecer tu audiencia y mejorar tu estrategia de marketing en vídeo.

¿Tienes más ideas para completar este artículo? Compártelas en los comentarios. Nos encantará conocerlas y experimentarlas.

Descarga la guía con el contenido de esta Masterclass

La recibirás en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.

¡Gracias! Recibirás la guía en tu email en unos instantes